Ver video play_circle_filled

Miguel Torres: “Preservar la fertilidad de nuestros suelos es preservar la tierra para las generaciones futuras”

Miguel Torres Maczassek, quinta generación de Familia Torres, participó en el Primer Simposio de Viticultura Regenerativa, celebrado en Vilafranca del Penedès el pasado mes de junio. Aquí resumimos su ponencia titulada ‘Viticultura regenerativa y cambio climático’.

Como dice Miguel Torres, “hace tiempo que practicamos la viticultura ecológica porque nos gusta la tierra y somos una bodega familiar que queremos dejarlo todo lo mejor posible para los que vengan”. Pero el punto de inflexión para Familia Torres fue en 2008, cuando tomaron conciencia del cambio climático. Algo estaba pasando en la viña, con la subida de temperatura, las sequías, el adelanto de la maduración de las uvas, la pérdida de la acidez, etc. Y pasaron a la acción.

Iniciaron un plan ambicioso con el objetivo de adaptarse y reducir las emisiones, tanto propias como las de los proveedores. Era un compromiso que incluía proyectos para generar energías renovables, mejorar la eficiencia energética, optimizar los recursos hídricos y crear reservorios para poder hacer frente a sequías extremas, plantar árboles “porque sabemos que es una forma de fijar este CO² atmosférico”, e incluso reutilizar el CO² de la fermentación del vino. Y con todo ello, han conseguido su huella de carbono un 34% en 2020 con respecto al 2008.

Pero Miguel miraba los viñedos y tenía la sensación, a pesar de ser ecológicos, que algo no se estaban haciendo bien, que había espacio para mejorar. Los signos de erosión del suelo eran evidentes. Hasta que Allan Savory le abrió los ojos. Y empezaron el viaje hacia la regenerativa. “La única forma que conocemos de secuestrar el carbono atmosférico son las plantas, que pueden volver a fijar el carbono en los suelos”. Por lo tanto, el objetivo de Familia Torres se dirigió hacia allí, a cómo recuperar la fertilidad en los suelos.

El punto de partida era entender los suelos, analizarlos y empezar. Fijaron el objetivo de transformar 500 hectáreas de viñedo ecológico en cinco años, que incluyen sus fincas más emblemáticas como Mas La Plana, en el Penedès, y Mas de la Rosa, en el Priorat. Miguel admite que hay que dedicar mucho tiempo, que los cambios son lentos pero en poco tiempo se percibe cómo la naturaleza va tomando el control; las viñas se ven más verdes, con cubiertas espontáneas, a simple vista se aprecia más vida.

La regeneración del suelo queda reflejada en el equilibrio de los círculos 3M: minerales, materia orgánica y microorganismos. Para ello los suelos han de estar cubiertos al 100% la mayor parte del año, para incrementar los microorganismos y secuestrar el carbono. Otros aspectos que comenta Miquel Torres de cara a la nueva viticultura conciernen a cómo utilizar los animales en el proceso, la adaptación de la maquinaria agrícola, para las primeras fases, y la gestión holística para incrementar la biodiversidad como: corredores biológicos, insectarios, zonas de huerto, paneles de abejas, etc. Todo ello sin olvidar la interacción con la fauna del alrededor.

Pero lo más importante, según Miguel, son las personas. Por eso crearon un equipo transversal para compartir conocimientos y aprender los unos de los otros. Porque la adopción de la viticultura regenerativa tiene que venir por autoconvencimiento, no por imposición.

La viticultura regenerativa holística captura el CO², reduce la erosión, disminuye la degradación, reduce la temperatura y aumenta la retención del agua del suelo. Esta última puede tener riesgos por heladas, o por no gestionar bien los tiempos y las cubiertas. Pero el vino refleja mejor la fertilidad del suelo y, años de sequía,se pueden obtener vinos más elegantes”. No hay un manual perfecto para la viticultura regenerativa, hay que experimentar y los resultados pueden ser a largo plazo para un modelo de viticultura en donde el ciclo y la fijación del carbono son fundamentales.

Y concluye Miguel Torres con un dato: “En el mundo hay 7.400.000 hectáreas de viñedos, y a mí me gustaría que entre todos hiciéramos el ejercicio de soñar, ¿qué pasaría si en todas se hiciera viticultura regenerativa y gran cantidad de CO² volviera a los suelos?” Y se despide con la siguiente frase: “Somos una empresa familiar y tenemos un tesoro que es la tierra. Preservar la fertilidad de nuestros suelos es preservar la tierra para las futuras generaciones”.

Constitución y presentación de la Asociación

El lunes, 15 de noviembre, se firma ante notario el acta fundacional de la asociación y se presenta a los medios de comunicación en un acto en Barcelona

Días de vino y olivas: cómo las antiguas formas de cultivo están dando sus frutos en España

El diario británico The Guardian publica un interesante reportaje sobre agricultura regenerativa, que recoge la experiencia de Familia Torres

Vilafranca del Penedès acoge el Primer Simposio de Viticultura Regenerativa

Expertos nacionales e internacionales abogan por un nuevo modelo de agricultura, tan útil para la lucha contra el cambio climático como beneficioso para la viña y el planeta

Allan Savory: “El único método bueno de gestión es el holístico”

Solo gestionamos realmente tres cosas: la economía, los propios seres humanos y la naturaleza, y en los tres casos hay que hacerlo de forma holística